Sala de Prensa Municipalidad de Nacimiento

Previous Next

CONSEJOS PARA AFRONTAR EL ENCIERRO POR COVID-19

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Anímate porque estás haciendo lo correcto

No te centres en que no puedes salir, sino en que estás haciendo algo bueno. Quedarte en casa no es una pérdida de tiempo, es lo más responsable que puedes hacer y tu forma de ayudar a los sanitarios y a la población que está en riesgo de enfermar gravemente por culpa del coronavirus. Quedándote en casa salvas vidas. Lo mejor de todo es que cuanta más gente cumpla con esta indicación, antes podremos salir de nuestro encierro y todos saldremos ganando.

 

Intenta no obsesionarte con el tema

La información está bien, la sobreinformación no. Si esa sobreinformación procede además de cuentas no verificadas de Twitter, grupos de Whatsapp y mensajes confusos de Facebook o Instagram… peor, porque es uno de los principales factores que generan ansiedad. Mantente informado viendo las noticias solo una vez al día o consultando la página web de algún medio fiable una vez al día, pero no necesitas más. Dedica tu tiempo a otras actividades más constructivas y agradables y que no estén relacionadas con este tema para no agravar tus sentimientos negativos.

 

No te aísles

Tener que estar en casa no implica tener que estar aislado. Habla a diario con tus amigos, tu familia... intentando aportarles calma y tranquilidad. Pon la tecnología de tu parte y organiza videoconferencias con tus seres queridos para darse ánimo y contarse el día a día.

Aunque estés sola en casa, lucha contra el aislamiento. Llama a diario a tus seres queridos.

 

Por primera vez tienes tiempo, aprovéchalo

Hay recetas que siempre quisiste probar y nunca has tenido tiempo de poner en práctica. O pon a funcionar esa máquina de coser que te regalaron hace un par de años y lleva desde entonces en un rincón acumulando polvo. O recupera tu gusto por la escritura o la pintura. Pon la creatividad a funcionar a tu favor, que no todo puede ser estar en el sofá viendo series…

 

Puedes (y debes) moverte

Incluso en el living de tu casa. Descarga apps de ejercicios, recupera los juegos de consola que se hicieron famosos por hacerte bailar, consulta tutoriales de Youtube… Hacer un poco de ejercicio cada día te ayudará a combatir el estrés y la ansiedad. Hay muchos instructores de distintas disciplinas y de meditación que imparten clases gratis online, es una buena oportunidad para dejar tu mente en silencio y reencontrarte con la calma que todos necesitamos en estos momentos.

 

Pide ayuda a tu red de apoyo

No eres superman ni tienes por qué. El confinamiento puede generar malestar  psicológico  y  puedes  tener  malos  momentos.  No   pasa   nada. Reconoce los sentimientos negativos, respira hondo y pide ayuda a tu red de apoyo. Tampoco está de más que reserves en familia un “espacioseguro”: un sitio al que acudir cuando empezamos a sentir que las emociones nos sobrepasan para estar solos cinco minutos y poder practicar algún tipo de respiración relajante hasta que pase lo peor.

 

Mantén un horario, especialmente si hay niños en casa

Nada de dejar de ducharte, comer cuando tengas hambre como si no existiera el reloj o ponerte a limpiar los baños a la una de la madrugada. Tienes que establecer una nueva rutina porque dotar al día de estructura nos ayuda a gestionar el estrés. La rutina y la planificación son imprescindibles en estos momentos y si hay niños en casa, más. Establece con ellos un horario, por ejemplo, por la mañana hay que hacer deberes, después de comer un rato de videojuegos y, por la tarde, una actividad familiar (que puede ser desde jugar cartas todos juntos a organizar una sesión de cine en familia). Y hazles cómplices del primer punto: que ellos se queden en casa y colaboren también es un acto de responsabilidad del que tienen que estar orgullosos.

 

Es hora de practicar mindfulness (vivir en el Aquí y el Ahora)

En circunstancias como las actuales tendemos a proyectarnos en el futuro y esperar lo peor de él. No anticipes y menos aún si es para darte un paseo por un mundo post apocalíptico imaginario. Es hora de centrarse en el presente y en las cosas que sí puedes hacer porque están bajo tu control.

 

Cuídate mucho, mucho, mucho

Practica el autocuidado. Exponte todos los días 20 minutos a la luz del sol cada día (si no tienes terraza basta con una ventana), come sano, sigue unos horarios para levantarte y acostarte… en definitiva, cumple con los parámetros de una vida sana. Ya sabes, mens sana in corpore sano.

 

Evita el modo paranoia

Si eres de las que disfruta pensando que “no nos cuentan toda la verdad”, por favor, haz una pausa en este argumento (y mucho menos difundas tus teorías por internet o las redes). La información está ahí, accesible a todo el mundo. Con estar en casa, mantenerte sana/o y activa/o y cuidar de los tuyos, tienes bastante como para añadir a la lista una teoría de la conspiración ¿o no?

 

Cuarentena en tu casa:

“No hay reglas sobre como “hacerlo mejor” durante una pandemia. No te estreses por el tiempo que pasan tus hijos frente a las pantallas, o que es lo que comen. No te sobrepases con las lecciones a aprender que mandan del colegio.

Esta es una emergencia mundial, no una oportunidad para mejorar la productividad y esperar comportamientos normales como si nada estuviese pasando. Esto no es normal, haz cosas que generen que tu familia fluya, que se genere un espacio donde lo emocional y mental se mantenga estable durante unas semanas.

No es el momento de ponerse superexigentes con sus hijos. No es el momento de ponerte superexigente con el orden de la casa. Es el momento de dejar pasar pequeñeces que normalmente te harían enojar. Así vas a poder sobrellevar estos días”.

 

(*Recopilación de información: Karen Muñoz Vásquez, psicóloga Departamento de Salud Municipal Nacimiento).